La fiscalía pide cárcel y una multa millonaria para Shakira

La cantante colombiana va a tener un 2022 para olvidar en prácticamente todos los sentidos. Su más que sonada y mediática separación del que todavía es su marido y padre de sus 2 hijos, Gerar Piqué, se une a la petición de cárcel por parte de la Fiscalía por un supuesto delito de evasión de impuestos, además de una multa multimillonaria.

Una oferta rechazada

Obviamente, todo el asunto está en manos de los abogados de la cantante desde el primer momento. Shakira está acusada de haber evadido más de 14 millones de euros en impuestos, un delito de gran gravedad que se pena, además de con una multa elevada, con cárcel.

Según se ha comentado, ha sido la propia Fiscalía quien ha ofrecido a los servicios jurídicos de la cantante la posibilidad de llegar a un acuerdo que le permita evitar una condena de privación de libertad, opción que la propia Shakira ha rechazado de manera rotunda al estar convencida de su inocencia.

A la espera del juicio

Dado que la cantante ha rechazado llegar a un acuerdo que le supusiera una reducción de la previsible pena, habrá que esperar al juicio para ver qué ocurre. 

Los hechos se remontan al año 2012, en el que la colombiana ya residía de manera regular en España y, por lo tanto, tenía la obligación de tributar por sus ingresos en el país. La Fiscalía de Barcelona la acusa de 6 delitos diferentes, que podrían llegar a suponer 8 años y 2 meses de prisión, además de una multa de alrededor de 23 millones de euros, principalmente debido a la falta de pago del impuesto del IRPF (Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas), así como del Impuesto sobre el Patrimonio.

La acusación va más allá del mero fraude

En el caso de que la condena en firme se establezca en los términos que plantea la Fiscalía, podremos ver a la archiconocida cantante entrando en prisión, ya que los delitos de los que se le acusan son múltiples y de cantidades muy elevadas. 

Además, también se le acusa de haber utilizado personas jurídicas interpuestas para evadir sus obligaciones fiscales, es decir, de la utilización de empresas fantasma y sociedades con sede en paraísos fiscales con el objetivo de defraudar al fisco. 

Los atenuantes

Todo parece indicar que es bastante probable que no veamos a la colombiana entrar en prisión, ya que existe un claro atenuante. Cuando se inició el proceso, la cantante no dudó en afrontar un pago de alrededor de 17 millones de euros para hacer frente a sus responsabilidades, lo que suele entenderse como un gesto de buena voluntad por parte de los implicados en un proceso similar. 

Si bien es cierto que la propia Shakira ha indicado que quiere llegar hasta el final de este asunto para que todo se aclare y conseguir la absolución del mismo, habrá que esperar cómo se desarrolla el que se prevé que sea uno de los juicios más mediáticos de los próximos meses. 

Las declaraciones de Shakira

La cantante colombiana ha decidido mantenerse al margen, al menos públicamente, y dejarlo todo en manos de la justicia tras rechazar el acuerdo ofrecido por parte de la Fiscalía.

En las únicas declaraciones que ha hecho al respecto, Shakira se ha mostrado segura y confiada en que se hará justicia, convencida de su inocencia. Ha sido a través de un comunicado, el mismo método que utilizó para confirmar su separación de Gerard Piqué, hace tan solo unas semanas.

Advertisements