7 datos sobre Ángela Aguilar, la princesa de la música mexicana

Ángela Aguilar apareció en el escenario de los Grammy Latinos de 2018 para interpretar su versión de “La Llorona”, una de las canciones más populares de México. Ese fue el momento en que se disparó su fama mundial: no solo dejó claro que tiene una voz increíble, sino que con apenas 14 años se convirtió en la “princesa de la música mexicana” y en la cantante más joven en ser nominada a estos galardones. Esta intérprete mexicana-estadounidense, de ahora 18 años, ha sido toda una revolución, sobre todo entre los jóvenes. Te presentamos siete datos interesantes sobre ella. 

El talento le viene de familia

Ciertamente, la voz, el talento y el esfuerzo de Ángela Aguilar le han labrado un nombre propio, pero es imposible no recordar que eso lo lleva en las venas. Su padre es nada más y nada menos que el famoso cantante mexicano Pepe Aguilar, quien a su vez es hijo de los famosísimos cantantes Antonio Aguilar y Flor Silvestre. Ángela comenzó a cantar a los 9 años, y desde 2018 acompaña a su padre y a su hermano, Leonardo Aguilar (con ambos en la imagen), en la gira “Jaripeo sin fronteras”, que ha continuado en Estados Unidos en 2021.

Le han llovido reconocimientos

El primer disco de Ángela, “Primero soy mexicana”, que contiene canciones rancheras, le proporcionó dos nominaciones en los premios Grammy Latinos del 2018 y una a los Grammy como mejor álbum de música regional mexicana. Al año siguiente recibió tres nominaciones en los premios Juventud. En 2020, su entonces nuevo sencillo “Dime cómo quieres” la llevó a ser la primera mexicana en la lista Global 200 de Billboard. Este año presentó su nuevo disco, “Mexicana enamorada”, con el que seguramente atraerá nuevos reconocimientos.

Es una estudiante aplicada

Con toda la fama, puede ser fácil olvidarse que Ángela solo tiene 18 años recién cumplidos el pasado 8 de octubre, así que todavía está cursando su último año de instituto. Ha declarado que acabar sus estudios y obtener su título de secundaria fue la condición que le pusieron sus padres para poder dedicarse a la música. Sin embargo, esto no parece ser un gran sacrificio para ella, pues es una excelente estudiante. Sus materias favoritas son álgebra y literatura.

Princesa de las redes

Su ingente número de seguidores en las redes sociales es otra prueba de su popularidad. Tiene 3 millones de suscriptores en su canal de YouTube, donde ha superado la cifra de 500 millones de visualizaciones, tanto de sus canciones como de sus vlogs, en los que resume su vida diaria. Solo el video de “La Llorona” cuenta con más de 150 millones de reproducciones. En Facebook tiene más de 6 millones de seguidores y en Instagram ya sobrepasó la marca de los 7 millones. Y no olvidemos a Spotify: más de 5 millones de usuarios escuchan sus canciones todos los meses.

Un loco rumor

Después de que Ángela cantara “La Llorona” en los Grammy Latinos, el famosísimo Vicente Fernández fue uno de los que la aplaudió de pie. Al parecer, esta admiración dio pie a uno de los rumores más locos de la historia de la música mexicana: que Ángela es en realidad hija de Vicente Fernández, fruto de una relación con una fanática, y que para “cuidar las apariencias” llegó a un acuerdo con Pepe Aguilar para su crianza. Esto, por supuesto, resultó ser falso, pero el rumor se hizo viral en las redes sociales. 

Ama a los animales

El amor que Ángela tiene por sus animales es visible en sus redes sociales. Aunque vive en Los Ángeles, viaja constantemente al rancho de su familia en Zacatecas, México, donde tienen unos 10 perros y varios caballos a los que adora. Está especialmente unida a su perrita pug y a un hermoso y costoso caballo que fue un regalo del mismísimo Vicente Fernández. 

Sentido del estilo

La cantante ha dejado claro que tiene un impecable sentido de la moda. Siempre causa buena impresión con sus elecciones e incluso ha dicho que le gusta el diseño de moda y el maquillaje profesional, hasta el punto de haber considerado estudiar esas carreras en paralelo a la música. En el escenario le gusta añadir toques mexicanos a sus atuendos, y en su vida diaria su estilo es juvenil pero bien cuidado. Sus colores favoritos son el blanco, el azul celeste y el amarillo claro.

Advertisements